domingo, 19 de junio de 2016

El bio-emprendimiento

Vivimos en tiempos de emprendimiento. Se trata de una tendencia creciente entre los jóvenes de hoy, empoderados por herramientas tecnológicas que les dan capacidades de comunicación sobre-humanas y motivados por una mirada crítica hacia la propuesta del empleo tradicional. No creo en las casualidades. Si la humanidad quiere sobrevivir, tendrá que encontrar mejores fórmulas para vivir y convivir. Por eso, me parece genial que los jóvenes se esfuercen por emprender. De tantas ideas novedosas y simultáneas, seguramente saldrán propuestas que cambiarán el mundo para bien. 

A esos jóvenes emprendedores, que se enfrentan con el riesgo y la incertidumbre, les quisiera recodar el secreto del éxito. No se trata de una nueva teoría económica, sino de una estrategia probada por la naturaleza durante miles de millones de años. El universo en que vivimos es un gran bio-emprendimiento. Una aventura cósmica que permite la evolución y el progreso de la vida, siempre que siga ciertas estrategias. Se trata de comportamientos que son útiles para cualquier emprendimiento. Se trata de aprender de la naturaleza. Se trata de emprender como la naturaleza:

  • Debe ser una adaptación al cambio del ecosistema:
El ecosistema social está en cambio continuo y en esa transformación se extinguen las soluciones obsoletas y aparecen nuevas necesidades. Una idea que solucione en forma más eficiente un problema generado por un cambio en el medio ambiente social es la primera clave del éxito. Recuerda el efecto colibrí. Cuando cambia la flor, también cambia el pájaro.

  • Debe considerar todo el ecosistema: 
En la naturaleza todo está intrínseca y profundamente interconectado. Para que una nueva propuesta tenga éxito, debe ser aceptada por todos los miembros del ecosistema. Y por lo tanto, en lo posible, los debe beneficiar a todos. No solo a los emprendedores o accionistas, sino especialmente a sus clientes, proveedores, empleados, financistas y a la comunidad en general; incluyendo a su competencia. En la naturaleza, todos importan. En el bio-emprendimiento, todos deben ganar. Recuerda la trama de la vida. Todo está conectado.

  • Debe eliminar cualquier externalidad negativa: 
Los residuos de los procesos naturales se aprovechan como insumos para otros procesos. Nada se pierde. Todo se aprovecha. Es muy peligroso para los nuevos emprendimientos tener efectos nocivos sobre algún miembro del ecosistema. Los derechos de todos deben cuidarse. Especialmente los de los más débiles. En este sentido, el emprendimiento debe ser ético. Recuerda el Fair Play.

  • Debe cambiar la cultura: 
Así como las mutaciones cambian la información genética, los nuevos emprendimientos deben cambiar la cultura de negocios, eliminando los hábitos antiguos y construyendo nuevos comportamientos que sean aceptados transversalmente. La idea debe ser potente, motivante y sobre todo, muy contagiosa. Recuerda que los virus y bacterias son organismos muy exitosos para reproducirse.

  • Debes trabajar con los grandes:

En las múltiples aristas de cualquier emprendimiento, hay personas que son referentes extraordinarios y a veces maestros en una disciplina. Forma un equipo de colaboradores con gente extraordinaria y comprometida. Asóciate con los mejores. Necesitarás consejo y apoyo para superar las dificultades. asegúrate que sea del bueno. Hay genios en todas partes. Trabajar en un ambiente con buenas ideas, es la tierra más fértil para los emprendedores. Recuerda que el trabajo en equipo de los insectos sociales, los convierte en super-organismos.



En resumen, si estas pensando en emprender, ten presente las 5 claves para el bio-emprendimiento:
1) Busca eficiencia
2) Crea valor para todos
3) Actúa con integridad
4) Contagia e inspira
5) Construye en equipo

No hay comentarios:

Publicar un comentario