sábado, 19 de abril de 2014

Que ocurra el cambio

Anoche soñé que un profesor estaba haciendo clases en un aula cercada como un corral. Yo estaba dentro de la sala de clases y observaba como el profesor cedía el control y la autoridad a un estudiante que tenía enormes dificultades para expresarse. Compungido y ruborizado, el estudiante, con cierta dificultad pero con gran autenticidad, logró transmitir su mensaje y fue calurosamente aplaudido por todos sus compañeros. ¡Fue un gran éxito personal! 
Entonces el profesor se transformó en maestro y fue admirado por todos. ¡Fue un gran éxito educacional!
Comenzamos entonces a caminar con gruesos calcetines, mientras se escuchaba cantar a Cat Stevens esa canción que muchos de mi generación tomaron como himno, "Father and Son".
El padre decía: "No es el momento para cambiar..."
El hijo contestaba: "Como puedo explicarte, si cuando lo intento no me escuchas...Siempre ha sido así. Apenas pude hablar, se me obligó a escuchar...Ahora encontré un camino y debo partir...Se que debo seguirlo."
El padre insistía: "No es el momento para cambiar...Tómalo con calma...Eres jóven, ese es el problema, aún tienes mucho que aprender...Mírame, soy viejo pero feliz!
El hijo entonces terminó: "Muchas veces lloré, callando lo que sabía...Era duro, pero más duro era ignorarlo...Si tuviesen razón, aprobaría...pero son ellos los que saben, no yo...Ahora sé que hay un camino y que debo irme, debo dejarte"

Desperté sobresaltado con este mensaje del subconsciente. No pude evitar interpretarlo como una respuesta al cambio que estamos intentando en educación:
  • Estamos educando ovejas en corrales que se dicen escuelas.
  • No tendremos éxito a menos que los jóvenes se hagan responsables de su aprendizaje.
  • Tampoco tendremos éxito sin dignificar la docencia.
  • El cambio comienza por uno mismo (más vale ponerse calcetines que alfombrar el mundo) y esto lo deben entender todos.
  • El espejismo del éxito no debe comprometer nuestra identidad, tenemos que ser fieles a nuestra esencia y ser capaces de cuestionar nuestras premisas (Cat Stevens se transformó en una mejor versión de si mismo cuando luego de una crisis existencial, maduró, expandió su conciencia, cambió de paradigma y de nombre).
  • Siempre habrá tensión entre las generaciones, porque el cambio es inevitable.
  • Los mayores quieren conservar el mundo como está (como ellos lo construyeron).
  • Los jóvenes intentan corregirlo (porque son capaces de ver los errores de sus antecesores).
  • Y así debe ser... los jóvenes saben que se hace camino al andar y que deben construir el suyo sin mirar atrás. 
El cambio es lo más natural del mundo. Dejemos que ocurra. Dejemos que fluya.


2 comentarios:

  1. Con dos cosas me quedo, así, en la primera pasada: los alumnos tendrán que hacerse responsables de su aprendizaje y tenemos que recuperar la dignidad del profesor.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. La transformación personal es más que cambiar de ideología. Es desidentificarme de mis creencias, dejar de creer que "yo soy eso", remplazarlo por "yo estoy siendo eso". Ese sólo cambio nos libera para reiniciar la venturosa deriva del devenir humano. Este "ser arrojado en la historia" (Heráclito, Heidegger) se atasca en la vegetación costera del río del vivir y queda atrapado. En lo más profundo intuye que algo anda mal, entonces arma una ideología justificatoria de su situación. Como eso es todavía insuficiente, se empeña en que los demás se instalen en su mismo atasco,, resistiendo esa fuerza inmensa de la vida en que lo nuevo siempre termina por reemplazar a lo viejo...

    ResponderEliminar