viernes, 21 de enero de 2011

Educar es un privilegio

La transformación que queremos lograr, se reduce a convencernos que "educar es un privilegio". En primer lugar, hay que convencer a la sociedad, y provocar una mirada más positiva hacia la educación(lo que redundará en mejores remuneraciones y reconocimiento a los docentes). Pero también hay que convencer a algunos profesores. Es cierto que hay muchos comprometidos y realizados, pero no es menos cierto que hay otros, frustrados por el sistema y por la ausencia de recursos. En el fondo, queremos profesores contentos, puesto que esto ayuda a que produzcan clases motivadoras, entretenidas e inspiradoras. Por otro lado, hay que convencer a muchos estudiantes. A los que están en el colegio, para que respeten a sus profesores y eventualmente consideren seguir su camino. En definitiva que "aprecien el aprendizaje". Y los que estudian pedagogía para que se esfuercen al máximo y comprendan que "educarse es una responsabilidad".
Invito a ustedes a sumarse al cambio cultural que nos lleve a convencernos que:
Educar es un privilegio (para unos pocos y afortunados elegidos) y educarse es una responsabilidad (permanente, para todos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario