jueves, 9 de diciembre de 2010

3er paso para la Educación del Siglo XXI: ¡Ampliar el Currículum!

Entregar una formación holística, moderna y adecuada para un mundo global.
La exploración del conocimiento requiere dominar el inglés y la tecnología. Un currículum moderno necesita incorporar estos elementos. El inglés para investigar, comprender y compartir ideas y la tecnología para navegar eficientemente en el amplio océano de información disponible en la web.
La formación del siglo XXI necesita preocuparse del estudiante como persona holística. Más allá de la mente, el ser humano necesita formar su cuerpo, sus sentidos y especialmente su personalidad.
Creemos que un currículum que no dé la debida importancia a los deportes, las artes y la formación valórica está irremediablemente condenado al fracaso.
Los hábitos saludables, las relaciones sociales, la sensibilidad, la conciencia medio ambiental y la integridad individual y colectiva, son requisitos fundamentales para una sociedad sana.
La educación debe preocuparse de formar buenas personas. El currículum debe reflejarlo. Se requiere una nueva organización del currículum, para eliminar la jerarquización y conectar las disciplinas, agregando competencias  y corrigiendo paradigmas. Se requiere un currículum orientado a la acción, integrado, flexible y diseñado para incentivar la formación continua.
Es necesario ampliar el currículum. Queremos que el inglés, la tecnología, las artes, el deporte y la formación valórica sean incorporados al currículum con la misma importancia que el resto de las disciplinas.
Un profesor debe tener una formación amplia y estar preparado para formar personas equilibradas y preparadas para los desafíos del futuro.
Es posible pensar que esto requiere más tiempo en clases. Sin embargo, los modelos educacionales más exitosos prueban lo contrario: Tanto los profesores como los alumnos de Finlandia y Corea destinan muy poco tiempo a las clases y mucho más tiempo a la preparación. Creemos que no es estrictamente necesario extender el horario si los alumnos aceptan la responsabilidad de explorar fuera de la sala de clases.
Extender el horario, sin embargo, puede ser una posibilidad para incentivar el aprendizaje fuera de las salas de clases, generar hábitos de lectura e incorporar a los apoderados y la comunidad. Ampliar el horario fuera de “horas de oficina” también genera  múltiples opciones y aprovecha el potencial de una infraestructura subutilizada.
Iniciando actividades a las 7:00hs, permitiría generar cursos “matutinos”. Terminar a las 22:00hs, permitiría tener cursos “vespertinos”. Estos horarios son ideales para cursos de artes, inglés y tecnología. Y los fines de semana son óptimos para deportes y formación valórica.
Por sobretodo, una extensión del horario, permitiría tener profesores “part-time” que complementen su vocación académica con otras actividades profesionales. Otra forma de enfrentar el callejón sin salida.
¡Necesitamos una formación holística, continua y accesible!

No hay comentarios:

Publicar un comentario