sábado, 4 de diciembre de 2010

2do paso para la Educación del Siglo XXI: ¡Clases Entretenidas!

Motivar a los alumnos, interesarlos y hacerlos participar activamente en su educación.

El modelo tradicional de clases expositivas, en donde los alumnos deben sentarse quietos y escuchar a un experto, dueño de la verdad, es contrario a la forma de ser de la generación Z, también llamada Generación Internet.
Nativos digitales, multitaskers, inquietos,  individualistas e hiperconectados, los jóvenes nacidos en el siglo XXI, no están preparados para mantenerse interesados en una clase tradicional.
Se propone cambiar el enfoque de “enseñar” a “aprender”.
En este escenario, el experto crea los cursos y define los contenidos (La producción de material multimedia para exponer contenidos académicos será una actividad multidisciplinarias de gran relevancia).
El profesor, enseña a aprender. Se transforma en guía explorador, consejero y entrenador. Es el vínculo entre el conocimiento del experto y la curiosidad del alumno.
El alumno aprende a explorar, investigar y comprender contenidos de su interés y puede extender su aprendizaje más allá del lugar, tiempo y ritmo propios de la sala de clases.
Proponemos exponer los contenidos en multimedia, dar espacios para reflexión e investigación individual, proponer material adicional, generar discusiones entre pares y buscar conclusiones grupales. Transformar el estudio en una aventura de descubrimiento grupal. La clase es el campamento base.
Proponemos evaluaciones conceptuales que permitan aclarar o profundizar temas específicos.
El contenido debe ser expuesto en forma interactiva, ágil, entretenida y didáctica usando imágenes, sonidos, textos, videos, gráficos y juegos.
La tecnología y la conectividad debe aprovecharse al máximo. Que el material se pueda repasar a voluntad y explorar al propio ritmo.  Que los descubrimientos se compartan y se generen caminos de exploración alternativos.
El profesor también crece: las exploraciones enriquecen los contenidos para futuras generaciones y la periódica discusión con los expertos permite mantener actualizado el material.
Convertir la educación en una aventura de exploración compartida despertará a nuestros alumnos y profesores. ¡Como lo que hace Discovery Education!
Se trata de convertir a los alumnos en actores, en lugar de espectadores.
Es lo que hacen las principales universidades del mundo, al poner sus cursos en la web. Por ej.: ¡Todas las asignaturas de MIT están disponibles libremente para quienes tengan interés en aprender! En video, texto o podcast. Las universidades chilenas deben dar un paso más allá y traducir, colocar subtítulos y editar, incorporando imágenes, sonidos y relaciones con otras asignaturas. ¡Un producto de exportación!

No hay comentarios:

Publicar un comentario